En esta página encontraras los mejores reportajes de actualidad

Thursday, January 19, 2006

Raúl Amundaray, ídolo de la historia “Era el Servando y Florentino de la época, sólo que no cantaba”

Después de haber sido el galán de galanes y el ídolo de los años sesenta, Raúl Amundaray se encuentra hoy alejado de las cámaras dictando clases de voz y dicción en Arte Amundaray, una tienda que comparte con su esposa Keyla

En 1967 la telenovela El derecho de nacer, inspirada en la obra original de Félix Caignet, que ya había sido un éxito en la radio en 1950, marca pauta en la vida de los venezolanos. Cada capítulo se convertía en el tema de conversación de la mañana del día siguiente. La historia de Albertico Limonta era vivida por cada uno de los televidentes que noche a noche se dejaban cautivar por “historias arrancadas de la vida misma” interpretadas por Conchita Obach y Raúl Amundaray, quién después de haber sido por más de una década el galán con proyección internacional más connotado de la televisión, actualmente se dedica a grabar novelas por radio y a cuidar una tienda de artesanía en la que dicta clases de actuación, dicción, articulación y proyección de la voz.
“Fue asaltado el ídolo por sus propias fans”. “Le ofrecen a Amundaray 10 mil bolívares para que deje el canal dos”. “Se casó Albertico Limonta”. “Raúl Amundaray se convierte en delirio de multitudes”. Éstos son sólo algunos de los titulares que durante los años sesenta, setenta y parte de los ochenta ocuparon las portadas de las principales revistas y periódicos del país. Y es que Raúl Amundaray, ciertamente, se había convertido no sólo en el actor más cotizado de la época, sino en el sueño y delirio de las chicas venezolanas.
Pero unos años antes ni “Raulito” ni su madre Lola se imaginarían el éxito que Amundaray tendría como actor. “A pesar de que empecé desde muy niño con las inquietudes de la actuación, porque en el colegio El Buen Consejo, que era un colegio de monjitas, me sembraron esa semillita de actor, jamás imaginé que luego sería el Servando y Florentino de la época sólo que no cantaba”, dice el actor.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home